Yunque...


Yunque

Nunca has sentido el dolor de un yunque cayéndote a las 4 de la mañana?..

Es fuerte, cuando miras hacia los lados y no ves nada, un simple dolor que casi te mata, poco a poco, te vas desvaneciendo en esa cama, desmayándote de el dolor instantáneo que sientes en ese momento, es sentir entrar y salir una bala fría en tu pecho, te quedas allí, como el propio tonto, adolorido, sin sueno y a esperar a que aparezca el sol, la velada se te hace larga, poco a poco pierdes sangre, al día siguiente intentas levantarte y caminar hacia el teléfono pero otra vez te desmayas, finalmente quedas muerto, allí, tieso como una tuza. Muerto en vida, con ese susto de la noche que aún no ha pasado.

Pasas tu día desconcentrado, haciendo desastres que quizás vayas a tener que pagar, la rutina te deja alocado después de un día de mil tareas, andas solo, caminado como una rata en el medio de la noche en El viaducto Miranda, caminas lo mas rápido que puedes para llegar a tu casa, caminas lo mas rápido, vas fleteado, intentando no mirar hacia atrás porque sino te pueden matar, sientes un frio espeluznante, en eso pasan tres motos CVR como a 200 kph siguiéndole así el estruendoso sonido de un tipo con un mustang negro con rayas rojas aprovechando de que no hay trafico para sacarle la chicha al carro.

Finalmente llegas a esos edificios solos, abres la reja rápidamente y con algo de miedo, te toca llegar hasta el final ya que tu vives en la torre “z” 3.45 am. Llegas y te tiras a la cama, y allí es cuando empieza todo, te cae el yunque que tanto pesa en la cabeza y la bala fría te traspasa rápidamente.

Te quedas solo sin nadie allí muriendo, simplemente convulsionando por las fuertes heridas, eso no dura mas de 3 minutos, lo que pasa es que cuando ya has muerto estas allí aún, por eso es que amaneces e intentas llamar, pero no lo logras ya que estas muerto.

Share this:

OTONIEL MENDOZA JIMÉNEZ

Buscador de respuestas, humano errante, simple servidor, pensador gastronómico, hijo, hermano, esposo; Ser viviente que respira solo por gracia, sin merecerlo.

2 Comentarios:

Ricardo J. Román dijo...

Gracias por tu visita amigo, encantado de conocer tus letras.

Seguiremos leyéndonos.

¡Saludos!

Gabriela O.o°• dijo...

hola!!!
gracias por tu visita..

nos estamos leyendo

te dejo un besito