Helio

Silencias tus palabras con los dandis del día anterior guardados en tu cartera gris olla; Sí, ese gris plateado y brillante.

Olvidar es la esencia; introduciendo la temática para medio llenar los espacios en los que van los objetivos principales y específicos.

Te lo digo.

No espero menos que un pan francés relleno con queso en una mañana de cansancio, prepararlo en menos de dos minutos y ligarlo con un buen vaso de frescolita.

Canta, baila

Tu espacio.

Fracciono el cielo en dos partes, lo blanco y lo azul; Y ahora no recuerdo cual es cual, se me olvidan las imágenes. Recuerdo ya, las mini-melodías que antes componía aunque no susurran hoy de nuevo ante la necesidad de buscar un algo o un “por que”. No susurran hoy.

Allí esta el punto.

Allí no esta.

Complicación.

Verdadero o falso.

Y… ¿Sí se me olvidara todo por tres segundos?

Sé que recordarías; O quizás no.

Un récipe morado llega a sus manos y sin darse cuenta me regala pastillas para el dolor de cabeza; Así atravesaban las flechas antes.

Aún me duele Mérida; Mientras tanto acá, abren las compuertas de Macagua por el alto nivel de agua que hay.

Y vuelam.

Con M.

Sin turbinas y sin turpiales.

Sin lápices ni sacapuntas.

Sin pestañas ni ojos.

Sin nariz y sin sangre.

Pintaremos las paredes con pintura al frio y pega blanca, no llores; Hoy no.

No llegaré a ser un experto en armonía tal vez, con la eme de movistar en mi cabeza o luchando contra la calvicie;

No es el único espacio; El único.

Esta garuando.

Se abrirán las olas y en el mejor momento, desde el fondo del mar surgirán globos de colores y se difuminarán entre la nubes y el cielo entero.

Subirán y subirán, subirán y subirán. Y no sé sí caerán.

Pintaré tu cara con pintura al frio y pega blanca, y pondré la palma de mi mano en una hoja en donde ya este la tuya.

F r e s c o l i t a c o n Z u l i a , u n P a n f r a n c e s Y e l c i e l o c o n

c o l o r e s.

Ellos suben hacia el cielo y no s o n r í e n

Con las florecitas de mayo

Y un pedacito de ti en un costado.

No se si caerán.

Sin nariz y sin sangre.

Luchando contra las goticas en caída libre,

Que corren y luchan sin turbinas y sin turpiales.

Sin turbinas y Sin turpiales

Hoy.

Share this:

OTONIEL MENDOZA JIMÉNEZ

Buscador de respuestas, humano errante, simple servidor, pensador gastronómico, hijo, hermano, esposo; Ser viviente que respira solo por gracia, sin merecerlo.