¿Qué te hace ser Grande?



¿Qué te hace ser grande? las personas que pisas para poder escalar o las personas que en sus brazos te pueden alzar
¿Qué te hace ser grande? las personas que en el camino tú puedas atropellar o la personas que en el mismo te ha ayudado a empujar
Cambiemos el paradigma volteemos la situación destruyamos esa mentira en una dual cooperación.
Es que hay que ser consientes en este mundo hay tanta gente que necesita compasión dejemos de mirar sobre el hombro creyéndonos el mejor,
Los enigmáticos problemas son la congruencia personal de cada quien, pero ¿Por qué no dar una mano?
La objetividad del absolutismo nos corrompe y nos lleva a caer en abismos de los cuales no nos podemos devolver,
Cuan satisfactoria seria una mano en esos momentos de confusión y destrucción mental en los jardines secos y amargos donde no florece la verdad…
A lo largo del camino que debemos recorrer, son muchísimas personas que debemos conocer algunos nos pisaran a nosotros y otros necesitaran un apoyo no sabemos cuáles son cuales, solo lo debemos intentar.
¿Que nos cuesta dar una mano? no nos la vamos a cortar, lo más importante de esto y que debemos recordar es que en esta corta vida nos lo recompensaran,
Pero muchos no ven eso, lamentablemente un Angulo obtuso traza su mentalidad,
El pensamiento se va en una sola dirección: lo mío, lo mío y lo de nadie mas,
El pensamiento humano recorre las venas de el egoísmo viviendo una excitación continua del ego interior,
“La simplicidad de los hechos habla”, los preámbulos se deben acabar, el misterio de la ayuda, el miedo a la traición,
La traición existe, pero la credibilidad también, el tic tac del reloj se escucha en cualquier lugar, el tiempo corre, mucha gente anhela y busca la ayuda en laberintos de confusión social, material y racional, olvidándose al mismo tiempo de lo espiritual
Y al final de todo esto no hay nadie que de razón de ¿qué es lo que nos hace ser grande?,
se encuentra en nuestro corazón.
Caminando lo buscamos y nadie da una explicación, hay personas tan podridas que hasta nos hacen perder las esperanzas, nos dicen que no hay que ya no hay nada que valga, debemos seguir debemos luchar y así de alguna manera nuestras metas alcanzar
Pero no somos más que nadie, no lo debemos olvidar, todos somos cortados misma medida y sin azar,
No es un juego de poker lo que vamos a ganar, no es un juego de Azar en el cual hay que apostar por cual es el caballo que va a ganar,
Jugar a “mi caballo e mas grande que el tuyo a nada nos va a llevar”
El juego de las palabras, las tonalidades, el movimiento de la cara y las cejas formando la perfecta orquesta de altivez y adicción a la “grandeza” ficticia que nos hace tomar un camino que a nada nos va a llevar.
Ya acabando con el tema sin más nada que acotar se despide El tiburón de la calle “Asechando un pensamiento y buscando la verdad” y el destructor de mentiras uniéndose a la fuerza en búsqueda de la verdad.


Escrito dual:
Julio Cesar Reina
Y Otoniel Mendoza

Share this:

OTONIEL MENDOZA JIMÉNEZ

Buscador de respuestas, humano errante, simple servidor, pensador gastronómico, hijo, hermano, esposo; Ser viviente que respira solo por gracia, sin merecerlo.

1 Comentarios:

cynthia dijo...

La vida corazón nos va dando la mirada.. el sentir.
Las cosas se van transformando y acomodando sengun nuestros pasos y pensares... nada esta marcada todo depende de cada uno y sus tiempos.

Un beso enorme y un gran abrazo.