Un Largo Camino...




Aún recuerdo esas sonrisas del pasado,
que me fueron alejando de anhelos inesperados,
solo pienso en aquellas noches,
en las que lejos de desvelarnos,
solo nos conectábamos a través de las miradas,
no era un amor que enloquecía,
era un amor que enriquecía y crecía a cada momento,
tal cual como mirar el amanecer en la playa,
simplemente hermoso,
florecía a cada momento,
a cada instante que nos acercábamos
a nuestro limites,
que quizás no estaban aún concretos,
era como un cielo de noche lleno de estrellas,
no sabia si había un final o un comienzo,
yo se que te disfrute,
no puedo decir que no te gaste,
pero aún tu hermoso recuerdo
seguirá aquí en mi mente.
Ahora en mí vejez,
te veo ahí,
como si ayer te hubiese visto,
y me alegra que te hallas ido
y me hallas hecho recorrer este gran camino.

Share this:

OTONIEL MENDOZA JIMÉNEZ

Buscador de respuestas, humano errante, simple servidor, pensador gastronómico, hijo, hermano, esposo; Ser viviente que respira solo por gracia, sin merecerlo.

3 Comentarios:

cynthia dijo...

Saber que vivi.. saber que te senti.. saber que camine.. el recuerdo y la emocion..
bellisimo.
cariños.

Ricardo J. Román dijo...

Muy buen poema, amigo.

Feliz día.

SERHUMANA dijo...

Que lindo! Que preciosa frase. "no era un amor que enloquecia, era un amor que enriquecia"!!!!!!!!!!! Si!!!!!!!!!!!! Buenisimo ese amor!!!!!!!!!!!! Besos!!!!!!!

Ah! Y que pasó aqui en el blog? Cambios!!!!!!!!! Muchos!!!!!!! Hasta el nombre!!!!!!!!!!! Cada tanto hay que mover los muebles de lugar, je!