Tras Un Aborto...



Correr tras las nubes,
Sintiendo el rastro del viento,
Ese viento que se puede llevar todo nuestro aliento,
Que nos hace saltar,
Para lograr toda la tierra desde arriba mirar,
Extrañando aquel bizarro recuerdo terrestre,
Acá, solos, simplemente viviendo en paz,
Sin preocupaciones,
Corriendo tras ligeras y esponjosas nubosidades,
Lamentándonos por nunca haber conocido eso llamado
Planeta tierra,
Quizás acá estemos felices,
Pero en aquel lugar íbamos a conocer y a jugar,
Tristemente no pudimos decidir,
Que era nuestro momento,
No nos pudimos dejar llevar por el viento,
Nos dejaron, nos botaron, nos mataron,
Nos abortaron.
Ahora no lloramos por nosotros,
Ahora lloramos por esas personas que nos
Abortaron a nosotros....

Share this:

OTONIEL MENDOZA JIMÉNEZ

Buscador de respuestas, humano errante, simple servidor, pensador gastronómico, hijo, hermano, esposo; Ser viviente que respira solo por gracia, sin merecerlo.

2 Comentarios:

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Wow me encantó
Una realidad tan triste y espantosa.

Saludos

cynthia dijo...

gracias por pasar por mi blog.. nos leemos
besos